REDACCIÓN SEO: LO QUE DEBES SABER

redacción seo

¿Estas cansado de escribir y no recibir visitas en tu blog? En este articulo te cuento cómo escribir ese post perfecto que enamore tanto a Google como a tu lector. La redacción seo se tiene que volver parte de ti!

Primeramente yo voy a irme a la parte más técnica, a esa sobre la que planean dudas constantes que nadie parece querer responder: vamos a entrar en la redacción SEO de forma general.

¿Qué es la redacción SEO?

¿Te acuerdas que cuando hablábamos de SEO copywriting decíamos que era optimizar el SEO de tu copy para que cuando escribas tus landings estas posicionaran en Google?

Pues en redacción SEO es lo mismo pero trasladado al blog. Es decir, la redacción SEO es ​una forma de hacer redacción de contenidos, pero consiguiendo que estos posicionen en Google para una o varias palabras clave​.

¿Qué obtenemos si hacemos redacción SEO? Aumentaremos el ​tráfico orgánico (el gratuito, el que viene de Google) que entra en nuestro post. Así de sencillo.

Diferencias entre redacción Seo y copywriting

La principal es el objeto sobre el que se aplican las técnicas SEO.

Mientras que en el SEO copywriting tenemos a priori menos espacio y sitio para optimizar palabras clave, en la redacción SEO contamos con artículos de varios cientos –o miles– de palabras para densificar nuestras keywords.

Vamos, que aquí jugamos con algo de ventaja, ya que no se escribe igual una página de ventas donde todo está perfectamente medido y calculado que un post, donde hay más margen y versatilidad para hacer lo que queramos.

Las técnicas de optimización entre el SEO copywriting y la redacción SEO son exactamente las mismas, así que si ya sabes optimizar tus páginas de venta no tendrás problema con tus artículos.

Cómo hacer redacción SEO: empieza por aquí

Cuando copywriting nos tenemos que fijar en los siguientes elementos, siempre teniendo en cuenta que lo vamos a hacer ​para una o varias palabras clave​, que habremos elegido previamente:

#1 Title, meta y H1

Te refresco la memoria: el title y la meta no se ven en el post. Se ven solamente en Google, y se rellenan con alguno de los plugins de SEO disponibles en Google, habitualmente el Yoast.

El H1, por su parte, es el título del post.

La palabra clave la tenemos que poner, en la medida de lo posible, lo más a la izquierda​ posible del title y del H1.

Si por nuestra forma de escribir el título no la tenemos a la izquierda, ¿es conveniente ponerla aunque sea a mitad o a la derecha? Rotundamente sí: ponerla a la izquierda es tan solo un valor añadido; ​lo importante es que esté​.

En la meta no hace falta la keyword porque, como te dije, no es una métrica que interese a Google. De todos modos, redacta bien la meta para que case con el title. Si lo haces te llevarás más clics de los usuarios que ven tu post en el buscador, tu CTR subirá y tu SEO mejorará.

#2 Encabezados H2 y H3

​Los encabezados H2 y H3, que se marcan fácilmente con el editor de WordPress, sirven para jerarquizar los posts. Es recomendable tenerlos claros antes de escribir todo el contenido.

La regla SEO con ellos es simple: los encabezados cuentan. Google los valora, así que debes intentar poner tu palabra clave en ellos.

¿Cuántas veces?

Si tienes una palabra clave y cinco encabezados H2 no hace falta que la pongas entera en todos. Podrías caer en una ​sobreoptimización​.

Si tienes solo dos encabezados H2, entonces no lo dudes y añádela. Suele ser bueno el poner la keyword entera en un H2 y luego, en los otros H2 y H3, fragmentarla.

Fragmentar una keyword es esto: si la original es «comprar zapatillas nike», los fragmentos son «comprar zapatillas», «zapatillas nike» o simplemente «zapatillas», «comprar» o «nike». Y los fragmentos nos ayudan mucho, ya que nos permiten densificar u optimizar nuestra palabra clave principal siendo totalmente naturales.

Ese es el problema de la redacción SEO de toda la vida: antes las optimizaciones eran muy agresivas, y en un texto de 500 palabras podías leer «comprar zapatillas nike» doce veces. Imagínatelo: ¿no quedaría un poco repetitivo?

Ahora podemos jugar con los fragmentos, y eso es lo que debes hacer para repartir la keyword por los encabezados.

¿Por todos?

No necesariamente: yo te recomiendo que aparezca siempre que sea posible, de forma entera o fragmentada, pero ​siempre​ ​de forma natural​.

#3 Imágenes

Cuando hacemos redacción SEO las imágenes pierden algo de importancia, ya que contamos con muchísimas palabras para densificar nuestras keywords, algo que no pasaba cuando hacíamos SEO copywriting.

De todos modos, las fotos que incluyamos en nuestros posts también las aprovecharemos. De la misma forma que explicábamos: poniéndoles un nombre-de-archivo.jpg con la palabra clave, escribiendo un atributo ALT con la palabra clave y haciendo que pesen poquito para que el post cargue más rápido.

El orden para optimizar una imagen, recordemos, es el siguiente:

  1. La seleccionamos de nuestro banco de datos
  2. Ajustamos el tamaño (te recomiendo que nunca tenga un ancho mayor a los 1920 px, la resolución de casi todas las pantallas) y el peso
  3. ​Le damos un nombre de archivo optimizado, como por ejemplo «comprar-zapatillas-nike.jpg», «zapatillas-nike-comprar.jpg» o «nike-comprar-zapatillas.jpg».
  4. Subimos el archivo a WordPress, y allí escribimos su campo “Texto alternativo”, que es el ALT que comentábamos. El ALT puede ser «comprar zapatillas nike», «comprar zapatillas» o «zapatillas nike». Y listo.

seo en imágenes alt

#4 Enlaces internos y externos

Al igual que sucede con las imágenes, los enlaces son más importantes aquí que cuando hacemos SEO copywriting.

Aquí podemos ponerlos sin forzar. Queda muy natural enlazar a una fuente desde el blog. Desde una página de ventas es más raro, ¿no?

Mi recomendación para con los enlaces es que pongas un mínimo de uno o dos por posts (de los internos) y entre 0 y los que consideres de los externos.

Cuando hagas los internos, ​el anchor text (el trocito de texto que utilizas para enlazar) ​debe contener la palabra clave del post al que estás enlazando​. Es decir, al escribir un post podemos optimizar, a su vez, otro que ya escribimos en su día.

Los enlaces externos sirven solo para quedar “bien”. A Google le gusta que enlacemos de forma externa: queda como que referenciamos páginas de autoridad, para sostener lo que estemos explicando en nuestro post.

Pon enlaces externos siempre que sea posible ​y resulte útil para el usuario a páginas bien posicionadas, conocidas o con autoridad en la materia que estás contando. No pongas enlaces externos por poner.

¿Puedes poner dos enlaces internos apuntando al mismo post?

Sí, pero queda raro y poco natural, así que no te lo aconsejo.

#5 Keywords en el resto del contenido

Aquí llega la gran ventaja competitiva de la redacción SEO ante el SEO copywriting.

Si tu post es de 1.500 palabras cuentas con 1.500 elementos para meter keywords. Casi nada. Y es mucho más fácil que un post se vaya a las 1.500 palabras a que lo haga una página de ventas.

A la hora de optimizar el contenido más plano, por así decirlo, hablaremos de “densificar”.

Si escribo una palabra clave en un post la estaré densificando.

¿Dónde densificamos? ¿De qué manera?

Empiezo por lo segundo: al igual que con los encabezados, escribiremos la palabra clave completa (sin fragmentar) cuando podamos y con cierta frecuencia, sus fragmentos.

Y ahora, con lo primero: un truco clásico es incluir la palabra clave completa ​en el primer párrafo del post…. Y en el ​último​. Fíjate en los artículos que veas a partir de ahora: el título contiene una keyword que se repite en el primer párrafo. Un clásico del SEO.

Por lo demás, ¿es bueno poner la keyword en el segundo párrafo? Sí, claro; y en el tercero, el cuarto, el quinto… Cuantas más veces la pongamos, tanto entera como fragmentada, mejor posicionaremos.

Pero cuidado no vayamos a pasarnos, eso sí: si no somos naturales y cuando leemos en voz alta vemos que nos repetimos demasiado, toca aligerar.

No hay reglas probadas para saber si el contenido de un post está bien optimizado o no, pero si juegas con estos ingredientes (naturalidad, keyword al inicio y final, imágenes, encabezados, titles y H1) tienes más posibilidades de triunfar por lo que se ha visto hasta ahora.

Si te cuesta esto de la densificación, ¿por qué no buscas algo en Google y ves cómo ha optimizado el primer resultado que encuentres?

Seguro que te han quedado muchas preguntas tras leer esto: vamos a tratar de responderlas.

Cómo hacer redacción SEO: típicas preguntas y pequeños detalles

A. ¿Qué es mejor, escribir «taller coches» o «taller de coches» si la investigación de palabras clave arroja que la primera tiene 1.600 búsquedas al mes y la segunda 800?

Regla de oro: ​siempre tienes que escribir como si te fuera a leer una persona​. De forma semántica. Nada de parecer un robot.

Google ya considera esas dos palabras clave como iguales, porque ambas quieren expresar lo mismo y eso Google lo tiene en cuenta. Antes no, y por eso nació la moda de escribir comiéndonos conjunciones y demás.

Por tanto, la respuesta está clara: escribe «taller de coches» por mucho que la keyword research diga lo contrario.

B. ¿Qué valor de densidad utilizo?

Si un post tiene 1000 palabras y repetimos nuestra keyword entera (sin fragmentar) 20 veces decimos que estamos densificando al 2%.

Este concepto tienes que quitártelo de la cabeza: no tiene sentido porque ahora Google entiende los textos. Lee sinónimos, comprueba la estructura y no se fija en ese parámetro.

Además: no es lo mismo densificar «perro» que «cómo se vacuna a un perro». La primera keyword es muuucho más fácil de optimizar de forma natural, mientras que la segunda, al ser tan larga, la podremos poner entera solamente una o dos veces si queremos seguir sonando naturales.

Por tanto, dar un % es absurdo hoy en día.

C. Si una palabra de una keyword aparece sin tilde al hacer una keyword research y yo sé que la lleva, ¿la escribo con tilde?

Recuerda: escribimos para personas.

Sí, siempre con tilde. Hay que escribir bien. Queda prohibido escribir mal adrede para gustar a Google.

D.​ ​¿Puedo optimizar más de una palabra clave en el mismo post?

Sí, puedes.

Vamos a cambiar por un momento la mentalidad keyword-post por una de intención-post.

Una keyword es una palabra clave, tal cual. Algo que es como es y que se representa tan solo de una forma (como se escribe).

Una misma intención, por otro lado, puede ofrecer distintas keywords.

Por ejemplo: si una persona quiere comprarse unas zapatillas Nike a mí se me ocurren distintas formas con las que esa persona buscaría en Google:

  • «comprar zapatillas nike»
  • «zapatillas nike»
  • «zapatillas nike baratas»
  • «comprar zapatillas nike online»
  • «zapatillas nike online»
  • etc.

Todas esas palabras clave las podemos densificar en nuestro post. No podemos, sino que debemos; todas ayudarán a que las otras posicionen. Es la magia de la semantización progresiva de Google.

Respondiendo a la pregunta, ​si las dos palabras clave están semánticamente relacionadas, sí​. Dos, tres, cuatro o quince, como ves.

En cambio, si queremos posicionar en un mismo post «comprar zapatillas nike» y «entradas para el rey leon» lo vamos a tener realmente complicado, pues aparentemente no tiene absolutamente nada que ver una cosa con la otra.

Si decides elegir varias palabras clave para un mismo post, procura que unas ayuden a Google a posicionar las otras; si no, al final no harás fuerza con ninguna.

E.​ ​¿Es bueno usar sinónimos de mi palabra clave?

Sí. Buenísimo, de hecho.

Y vamos a ir más allá incluso: nos metemos en los complementos semánticos de mi keyword.

LSI es el acrónimo de Latent Semantic Indexing. ¿Qué son las keywords LSI?

Te lo resumo: si queremos optimizar «comprar zapatillas nike», las LSI serían términos que tendríamos que combinar entre sí como «adquirir», «online», «bambas», «deporte», «oferta», «deportista», «correr», etc.

¿Ves por dónde van los tiros?

Las LSI ayudan muchísimo a Google a entender los textos, así que no escatimes en este tipo de palabras de la misma familia semántica y utiliza todas las que puedas como si de keywords principales se trataran: úsalas en el contenido, en las imágenes, en los encabezados, en el title, etc.

¿Cómo ayudan las LSI a Google a entender un texto?

El clásico ejemplo: imagina que queremos escribir un post para optimizar la palabra clave «margarita»,  refiriéndonos al cocktail de tequila y triple seco.

Si solo hablamos del término «margarita» una y otra vez, Google se volverá loco. ¿Por qué?

Porque margarita también es el nombre de una flor. Eso tenemos que ser capaces de preverlo, y cuando lo hagamos a nuestro texto tendremos que añadirle palabras como «cocktail», «beber», «alcohol», «tequila», «triple seco», etc.

F. ​¿Es bueno poner en negrita la keyword?

Toda modificación de formato que hagas a un fragmento servirá para que Google diga: “Eh, este fragmento es diferente, así que algo debe tener”. Así que sí, si ponemos la keyword en negrita le estaremos diciendo a Google
que es importante.

No podemos caer en el error de poner solamente la keyword en negrita una y otra vez; con ponerla una vez, sobra y si es al inicio, mejor. Luego una buena práctica suele ser la de poner en negrita la idea principal de cada párrafo, de modo que si un lector lee solo las negritas de un texto, lo entienda.

Combina negritas, cursivas y subrayados en tu post de forma natural y Google te ayudará.

G.​ ​¿Cuántas imágenes pongo en mi post?

Las que pida el tema. Hay posts de 1.000 palabras que no requieren de imágenes y los hay de 200 que necesitan diez fotos para cobrar sentido.

Dicho esto, siempre que no quede forzado te recomiendo que además de la foto principal incluyas una o dos más, por eso de que Google las indexe y vea su atributo ALT y nombre-de-archivo.jpg.

H.​ ​¿Qué pasa si la bolita del Yoast no se pone verde?

Nada. Y si se pone verde, tampoco pasa nada.

Es una bola inútil que solo sirve para despistar. Yoast tiene un concepto de buena redacción que difiere totalmente de nuestra lengua.

Es un plugin que tiene que satisfacer a todo el mundo, y con nuestra forma de expresarnos es imposible. No puede.

Te recomiendo que no escribas ninguna palabra clave en el campo habilitado para ello en el plugin. Evitarás perder tiempo con sus confusas indicaciones.

Redacción SEO, un valor añadido para los clientes

Bueno, pues ya estamos listos. Con esto debes ser capaz de escribir tus posts de forma optimizada. Eso te permitirá posicionar los posts de tus clientes, así que podrás decir con orgullo y bien alto: «¡sé hacer redacción SEO!» antes de pasarle el presupuesto con un precio más alto.

Comparte por favor!


Una respuesta a “REDACCIÓN SEO: LO QUE DEBES SABER”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.