Saltar al contenido

¿Cómo leer un libro en un día?

como leer un libro en un dia

Es completamente posible, y lo lograrás sin necesidad de trucos de velocidad de lectura, lo que puede ser malo para absorber realmente la información.

¿Todavía parece mucho? No, esto no es imposible. Si necesitas leer un libro para la universidad mañana, o porque te lo prestaron y lo regresas mañana pero ni siquiera has empezado, o simplemente por el tiempo, esto es para ti.

Leer un libro completo en un día puede parecer imposible, pero saquemos las cuentas. El adulto promedio lee de 200 a 400 palabras por minuto. Una novela se compone, en promedio, de entre 60.000 y 100.000 palabras. Si tu velocidad de lectura es promedio (digamos 300 palabras por minuto) y estás leyendo una novela de 80.000 palabras, serías capaz de terminarla en 5 horas o menos.

Pasos para leer un libro en un solo día

  • Elige un libro de 300 páginas o menos. El intentar leer un libro muy largo en un solo día puede ser abrumador.
  • Tómese un día entero de su agenda sólo para leer si es su primer intento de terminar un libro en un día. Esto te ayudará a disfrutar del libro a tu propio ritmo desde la mañana hasta la noche sin presión.
  • Lleva el libro contigo dondequiera que vayas. Una vez que hayas logrado terminar un libro en un solo día, considera la posibilidad de emprender el mismo desafío en un día típico sin tener que borrar todos tus planes. Llevar el libro contigo en todo momento es clave para este desafío.
  • Empieza a leer antes de salir de la cama por la mañana, y termina de leer en la cama antes de quedarte dormido por la noche.
  • Lea durante el día en actividades cotidianas como las comidas, la espera, el ejercicio y los viajes en tren o en metro.
  • Lee en cada minuto libre que puedas, y reemplaza actividades como ver la televisión o navegar por la web para leer.

Consejos para terminar de leer un libro

La pertenencia a un club de lectura le permitirá estimular las ideas y el mensaje que el libro quiere darle.

1. Encuentra el lugar perfecto

La distracción es tu enemigo. Cualquier cosa que distraiga tu atención de tu libro aumentará el tiempo que necesitarás para terminarlo. Internet, sonidos, televisión, juegos, mascotas, amigos, etc. Sepárate del mundo por un momento. Encerrarte en tu habitación con un par de auriculares, encuentra el lugar más inhibido de tu casa. Piensa en cuánta soledad necesitas y trata de conseguir el doble. Cuando menciono el uso de auriculares me refiero a los que bloquean el sonido o reproducen el sonido blanco en ellos, que le ayudarán a mantenerse concentrado, y por lo tanto a leer más rápido.

Es importante también encontrar un lugar en el que te sientas cómodo, pero no tanto como para quedarte dormido. Lee en una mesa en lugar de tu cama, o en una silla con un cojín.

2. Lee a intervalos y mantente activo

Cuando te enfocas demasiado tiempo en una sola tarea comenzarás a sentirte agotado, tu energía mental y autocontrol disminuirán. Si no haces descansos cortos, tu motivación para seguir leyendo desaparecerá. Así que, a menos que el libro sea increíblemente interesante, con el tiempo te cansarás de leer, y necesitarás relajarte un poco.

Pon un cronómetro y lee 20 minutos, luego haz algo activo que te mantenga con energía durante unos 5-10 minutos. Sal a caminar, haz los ejercicios del día, juega a un videojuego, o escucha algo de rock pesado, lo que sea que te funcione. La idea es darte un descanso para volver a leer con energía y renovado.

3. Anotar cada cosa.

El tomar notas de lo que lees, de frases o párrafos que quieres recordar te ayudará a romper la monotonía y a retener más información. Anote todo. Palabras que no conoces, lo que lees entre líneas, las motivaciones de los personajes, los pensamientos y cómo te sientes emocionalmente con los giros de la trama.

Algunos de los puntos que pueden ayudarte son los siguientes:

  • Clasificar el libro según el tema
  • Mencione de qué trata el libro, lo más breve posible
  • Haz una lista de tus partes favoritas
  • Determina el problema o los problemas que el autor está tratando de resolver

Si escribes esto ahora mientras está fresco en tu mente no tendrás que intentar recordarlo después con tu mente cansada y has olvidado algunas cosas. Puedes hacerlo cuando hayas terminado o mientras lees.

4. Date combustible si lo necesitas.

Puede sonar tonto, pero probablemente llegará un momento en que tus actividades para estar activo no funcionarán tan bien como al principio y no te levantarán. Usa una de las drogas favoritas del mundo, la cafeína. Algunos puntos a considerar:

  • No comiences tu lectura con una bebida con cafeína, a menos que sea absolutamente necesario. Guárdala para cuando realmente la necesites, “no uses nitro antes si quieres ganar la carrera”.
  • Poco azúcar. Un poquito de azúcar para tu bebida está bien, pero muchas bebidas tienen mucho, si cometes este error al principio te levantarás pero cuando el azúcar y la cafeína decaigan lo harán al mismo tiempo, dándote una gran caída.

La comida también es importante, la necesitarás para mantener tu mente funcionando correctamente y con gas. Algunos consejos:

  • Nada de comida grasosa, puedes ensuciar las páginas
  • Algo que puedes comer sin mirarlo
  • Algo que se puede comer con una mano

5. Cambie su teléfono por su agenda

Si piensas que no tienes 5 horas para dedicar a la lectura en un día, tengo noticias para ti: probablemente leas más de eso. De acuerdo con un estudio reciente, la persona promedio dedica unas 5 horas al día a su teléfono. La mayor parte de esa interacción es leer las noticias, Facebook, Twitter, citas en línea, No crear nada. Así que, cambia el teléfono por el libro.

Si puedes permitírtelo, deja el teléfono en casa o mantenlo en silencio o en modo avión. Lo mismo se aplica a las tabletas, televisores, computadoras portátiles, etc. Recuerda que estás en modo de lectura de emergencia, por lo que necesitas recuperarlo todo. En caso de que tu libro esté en tu teléfono o tableta puedes utilizarlos, pero intenta mantener el modo avión.

6. Incorpora audiolibros

Incluya sus oídos en el juego, es otra forma de ahorrar más tiempo para “leer”. Por ejemplo, puedes leer un par de horas, descargar el audiolibro y continuar donde lo dejaste mientras conduces, mientras compras, haces ejercicio y luego regresas a la lectura. Por supuesto, esto depende de la disponibilidad del audiolibro.

7. No hacer de los maratones de lectura el pan de cada día

Antes de empezar, recuerda que los libros no están hechos para ser leídos en un día. Como las telenovelas, se dividen en episodios para consumirlos gradualmente. Relajarse y tomarse su tiempo siempre será mejor para una mayor comprensión. Leer un libro en un día debería ser tu última opción.

Si te gusto el articulo compartelo con tus amigos y redes sociales.